POPE

"Dime algo", me pidió mientras el sexo era lo único que nos unía. Lancé un gemido ahogado, esperando que esa respuesta fuera suficiente. "¿Te gusta?", insistía extasiado. Y yo miraba el techo, concentrándome en otra cosa, evitando llorar. Me aferraba a su espalda, clavando mis uñas. Intentaba decir algo, no quería levantar sospechas, pero en la punta de mi lengua sólo había un "te amo" que sabía a rechazo en mi boca.

—Historias de Sal, Camila Buzzo. (via versoslejanos)

feraranavives:

“No hace falta decir adiós para irse, de hecho uno se va mucho antes de decirlo, de hecho uno lo dice por si acaso, para que no queden dudas.”
- (M. Sierra Villanueva)

(via ideasviajando)

Más que quererte:
suelo amarte con pena.

—Juan Gelman (via denisesoyletras)