POPE

Ya había amado y había sido amada, conocía el sabor de los sueños y sabía qué se sentía el no tener los pies sobre la tierra. También había aprendido lo que era aterrizar dándose un doloroso trompazo.

Si pudieras verme ahora- Cecelia Ahern (via ideasviajando)

Cuando una ventana se hace añicos, una pata de una mesa se quiebra, o cuando un cuadro se desprende de la pared se oye un chasquido. Pero en lo que al corazón atañe, cuando éste se rompe lo hace en el más absoluto silencio. Dirías que siendo algo tan importante debería hacer el ruido más fuerte del mundo entero, o incluso emitir algún sonido ceremonioso como la vibrante resonancia de un címbalo o el tañido de una campana. Pero guarda silencio y casi deseas que haga ruido que distraiga el dolor.

Si pudieras verme ahora- Cecelia Ahem (via ideasviajando)